Anuncios
NOTICIAS

Antártica: desprendimiento de hielos generaría acumulaciones de algas en los fondos marinos


Un estudio del Centro de Investigación Dinámica de Ecosistemas Marinos de Altas Latitudes (IDEAL) de la Universidad Austral de Chile busca caracterizar las acumulaciones de algas en los fondos marinos antárticos.

En el marco de la Expedición Científica Antártica (ECA) 54, el doctorante de la Université Laval (Canadá), Ignacio Garrido, llegó hasta el continente blanco para realizar muestreos en las profundidades del Océano Austral.

Las algas, en general, al igual que los árboles viven fijas en el sustrato: no tienen raíces, pero sí estructuras llamadas discos o rizoides que les permiten aferrarse al fondo marino.

Cuando se desprenden, algunas se van a la superficie mientras que otras se acumulan en las profundidades. Estas reciben el nombre de algas bentónicas a la deriva.

En las zonas de altas latitudes como la Antártica y el Ártico, el principal evento que provoca el desprendimiento de estas algas y su posterior acumulación en las profundidades, es la perturbación de inmensos témpanos de hielos provenientes de los glaciares adyacentes.

“Cuando los icebergs se desprenden, erosionan el fondo marino, generando un gran impacto sobre las comunidades de invertebrados y algas. Debido a esta perturbación del hielo, se generan grandes surcos y depresiones que actúan como trampas, donde observamos algunos bolsones de algas que superaban los 20 metros de largo”, explica Garrido.

Como las temperaturas en las gélidas aguas del continente blanco son bajas, se genera un escenario ideal para que las acumulaciones de algas en los fondos marinos sean estables en el tiempo, descomponiéndose a una tasa extremadamente lenta.

Esta condición da tiempo a que se desarrollen invertebrados marinos que son posibles observarlos sólo en estos ambientes.

“Encontramos una gran diversidad de especies de invertebrados marinos asociados a estos parches de algas. Por metro cuadrado, hallamos miles y tal vez millones de anfípodos, comúnmente conocidos como pulgas de mar. Esto nos lleva hace pensar que podrían ser un área de crianza, pues generan refugio y alimento”, asegura Garrido, quien además observó anémonas, estrellas de mar, erizos, isópodos y vertebrados como peces nototénidos y otras especies.

Los aumentos de temperatura que se pronostican en escenarios futuros de cambio global, ocasionarían en algunos sectores del continente blanco un incremento del derretimiento de los glaciares.

“Con el incremento del deshielo, podría haber un mayor número de desprendimiento de algas y, por tanto, más acumulación de algas en los fondos marinos. Los impactos de este fenómeno aún los desconocemos y, por lo tanto, es importante seguir realizando ese tipo de estudios”, concluye Garrido.

Anuncios

Muchas gracias por comentar en @PrensaAntártica

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: