Anuncios
NOTICIAS

Sistema de monitoreo medirá consecuencias del cambio global en el Estrecho de Magallanes


En el Seno Ballena, científicos del Centro de Investigación Dinámica de Ecosistemas Marinos de Altas Latitudes (IDEAL) de la Universidad Austral de Chile instalaron sensores que les permitirá medir las características químicas del agua en profundidad.

Un grupo de científicos del Centro de Investigación Dinámica de Ecosistemas Marinos de Altas Latitudes (IDEAL) de la Universidad Austral de Chile instaló en el Seno Ballena, al oeste del Estrecho de Magallanes, un anclaje con sensores que permitirán medir las características de pH, dióxido de carbono (CO2), temperatura, salinidad, y oxígeno disuelto en la superficie del Océano Austral.

El Seno Ballena, adyacente al Glaciar Santa Inés es parte del Parque Marino Francisco Coloane, la primera Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos de Chile y, a su vez, un sitio de alta productividad biológica, y de alimentación de diversos mamíferos, entre ellos, ballenas jorobadas.

El anclaje es la primera boya biogeoquímica instalada en el Estrecho de Magallanes, y financiada por el proyecto Fondecyt 1170174. Fue sumergido a 10 metros de profundidad y estará durante un año en las aguas del Seno Ballena registrando todas estas variables del océano. Uno de los objetivos principales de la expedición fue estudiar la importancia del Océano Austral como reservorio del CO2, frente al incremento del gas invernadero en la atmósfera.

“En las últimas décadas, el efecto invernadero se ha ido acrecentando debido a la liberación de ciertos gases, como el CO2, en la atmósfera debido a las actividades productivas humanas. Desde esa perspectiva, la gran pregunta que buscamos resolver es si el área marina en el Estrecho de Magallanes, está actuando como un gran reservorio de ese CO2”, explica el Dr. José Luis Iriarte, líder la investigación.

Desalinización de los océanos

La Región de Magallanes es una de las zonas de Chile donde el cambio climático se ha evidenciado de mayor forma. En los sistemas de fiordos y glaciares localizados en el extremo sur del país, aún no es posible conocer con certeza cuáles son los impactos del “freshening”, fenómeno conocido como “desalinización” de los océanos producto del continuo derretimiento de los glaciares.

Los científicos, a su vez, estudiarán cómo el sistema marino del Seno Ballena podría afectar la productividad de los sistemas marinos, debido al retroceso del glaciar Santa Inés, y, por lo tanto, la entrada de agua dulce al oceáno austral.

“Hasta la fecha, no se sabe cuál será la influencia del derretimiento de los glaciares en el Océano Austral. Utilizaremos al Glaciar Santa Inés y el Seno Ballena como un laboratorio natural para obtener información y prepararnos para el futuro. Tras esta expedición, también investigaremos cuáles son las consecuencias para los organismos marinos que viven allí”, concluye el Dr. Iriarte.

Anuncios

Muchas gracias por comentar en @PrensaAntártica

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: