Anuncios
NOTICIAS

Sorpresa por “marcha de pingüinos” en todo el planeta


Greenpeace viaja a la Antártica y lanza campaña mundial para la creación de área marina protegida más grande del mundo

El santuario -de dos veces el tamaño de Chile- se ubica en el Mar de Wedell y busca proteger especies cada vez más amenazados por la pesca desenfrenada en un territorio antes virgen, pero que ahora los ha ido dejando más vulnerables y sin alimentos. Punta Arenas será el puerto de operaciones del barco rompehielos de Greenpeace, el Artic Sunrise, el cual bajará por primera vez un submarino en la zona que se quiere proteger.

La creación del área marina protegida más grande del mundo, un santuario oceánico de 1,8 millones de kilómetros cuadrados en la Antártica (equivalente a dos veces el tamaño de Chile) es el objetivo de la nueva campaña mundial de Greenpeace y que ha sorprendido con la aparición de una “marcha de pingüinos” en algunas de las principales ciudades del mundo,como Barcelona, Berlín, Buenos Aires, Hamburgo, Johannesburgo, Londres, Nueva Delhi, Sídney, Estocolmo y Washington.

El santuario que impulsará la ONG ambientalista está destinada a la protección pingüinos, ballenas y el resto de los mamíferos antárticos, los cuales se encuentran cada vez más amenazados frente a la pesca desenfrenada en un territorio antes virgen, pero que ahora los ha ido dejando cada vez más vulnerables y sin alimentos.

“Los pingüinos, focas y ballenas que viven en el océano antártico pueden quedarse sin alimento. Ya no sólo sufren las consecuencias del cambio climático, sino que ahora la industria pesquera avanza en su hábitat en busca del krill, base de toda la cadena alimenticia del ecosistema”, dijo Estefanía González, coordinadora de Océanos de Greenpeace.

Frente a la amenaza de un territorio ahora amenazado por la intervención humana, Greenpeace ha hecho un llamado urgente a los gobiernos integrantes de la Comisión de Océanos Antárticos -en la cual Chile participa de manera activa- para que declaren con prontitud la creación del santuario en la zona conocida como Mar de Wedell.

De manera conjunta, la ONG ha decidido enviar al rompehielos de su flota, el barco Arctic Sunrise, hacia la Antártica en una expedición que permitirá, por primera vez, descubrir las maravillas del Mar de Wedell gracias a un submarino que bajará a sus profundidades.

A bordo del buque de Greenpeace -que tendrá como base de operaciones Punta Arenas y que acaba de zarpar a los mares antárticos-, además de la tripulación, viaja un grupo de científicos que investigará las especies de la zona y reunirá información relacionada con los efectos del cambio climático, la sobrepesca y la contaminación de la zona. Todo, a fin de documentar la necesidad de que los gobiernos creen el santuario.

“El fondo marino de la Antártica puede parecer muy lejano, pero es crucial para el futuro de todos. Un santuario en el océano antártico no solo salvaría a los pingüinos, ballenas y focas en esa zona, sino que aseguraría un océano capaz de mitigar los efectos del cambio climático”, agregó Estefanía González. @prensaantartica

Anuncios

Muchas gracias por comentar en @PrensaAntártica

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: