NOTICIAS

La última batalla de los kawésqar

Activistas de Greenpeace llegaron en zodiacs hasta las jaulas salmoneras de Cermaq en Seno Skyring, perteneciente a la multinacional Mitsubishi, donde desplegaron bajo el agua un cartel con el mensaje: “Esto es lo que esconden las empresas salmoneras”, haciendo referencia a las gigantes concesiones de esta industria cuyas jaulas ocupan aproximadamente una cancha de fútbol y un edificio de cinco pisos en profundidad.

En medio de las celebraciones por el Día Nacional de Medio Ambiente, Greenpeace advierte la desconocida batalla de los últimos herederos kawésqar de la Patagonia que exigen que el futuro Parque Nacional Alacalufes contemple la protección de los mares de sus antepasados.

En el contexto de la celebración del Día Nacional de Medio Ambiente, Greenpeace expresó su satisfacción ante el anuncio presidencial de creación del Parque Nacional de Cerro Castillo y la ampliación del Parque Nacional Isla Magdalena, en la Región de Aysén, los cuales vienen a reforzar la red de parques de la Patagonia.

Sin embargo, la ONG aprovechó las conmemoraciones de la jornada para expresar su preocupación por lo sucede en esta zona austral del país, donde los últimos herederos del pueblo kawésqar dan una de sus últimas batallas: proteger los mares de sus antepasados.

En efecto, mientras el gobierno amplía la red de parques patagónicos, representantes del pueblo kawésqar participaron este fin de semana en el proceso “Reclasificación y Ampliación de la Reserva Nacional Alacalufes”, consulta indígena mediante la cual los kawésqar buscan esclarecer si es que el futuro Parque Alacalufes contemplará o no la protección del mar de sus antepasados.

“Lamentablemente, hoy los mares y las comunidades ancestrales de la Patagonia chilena no cuentan con la protección del gobierno. Y, para nuestra sorpresa, nos hemos enterado de que el futuro Parque Alacalufes no contará con la protección de sus aguas adyacentes. Este es un territorio legendario para los pueblos originarios de la Patagonia y un espacio donde se concentra una gran diversidad de especies marinas que han permitido subsistir a nuestro pueblo durante generaciones. Lo que vemos con preocupación es que desde hace algún tiempo vemos con temor que el gobierno no tiene problema en que se permitan proyectos invasivos, como las más de 400 salmoneras que quieren invadir nuestros territorios. Es una situación inaceptable que no vamos a permitir”, dijo Leticia Caro, representante de la comunidad kawésqar Nómades del Mar.

En efecto, las dudas que existen tienen que ver con la disyuntiva de la protección los mares que rodearán el futuro Parque Nacional Los Alacalufes. La duda es simple: ¿la protección solo alcanzará el suelo del parque o se permitirá cualquier tipo de actividad en el mar adyacente, como la que pretende instalar la industria salmonera?

Muchas gracias por comentar en @PrensaAntártica

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: