NOTICIAS

Columna de opinión: Ni pitonisas, ni Nostradamus: Científicos


Por Verónica Aros, investigadora Centro Regional Fundación CEQUA

Más de alguna vez, usted de seguro ha escuchado o incluso exclamado, que el futuro es incierto y no se puede predecir. En estricto rigor, y según la Real Academia Española (RAE), futuro simple es definido como: “tiempo absoluto que expresa que algo existirá o tendrá lugar en un momento posterior al momento del habla”. Es decir, la llegada del futuro es un hecho, sin embargo, lo que suceda en dicho futuro es lo incierto.

No obstante, en temas de ciencias (biológicas, marinas, médicas, exactas, sociales, entre muchas otras), este futuro se torna menos enrevesado. Los científicos trabajamos para conocer, ayudar, resolver y predecir. Predecir según la RAE es “anunciar por revelación, conocimiento fundado, intuición o conjetura algo que ha de suceder”. Entonces, los científicos en su mayoría, entre otras misiones, trabajamos para anunciar siempre con conocimiento fundado el futuro. Esta afirmación puede parecerle bastante arrogante, pero es la verdad. Es nuestra obligación, siempre, que nuestros estudios, datos y resultados, sean veraces y comprobables y en lo posible públicos, especialmente, si vamos a pronosticar algún acontecimiento.

La finalidad de los párrafos anteriores, es contarles, que hoy en día si podemos predecir el futuro, en especial el futuro de nuestro planeta.

Son muchas las décadas y las generaciones de investigadores, que han ido estudiando los diferentes e incontables ámbitos de la tierra, su fauna, su flora, mar, montañas, atmósfera, el clima, temperaturas, corrientes, entre otros factores bióticos y abióticos, y también el componente humano, la interacción y los efectos que produce la raza humana en un ambiente dado, tanto del presente como en el pasado.

Pero es importante señalar, que no todo es predecible, ya se irá dando cuenta usted, que hay eventos naturales que van siguiendo un patrón, y otros no tanto (terremoto), por lo tanto, siempre tendremos el factor azar presente.

Si no me cree, le expongo un ejemplo. Hace casi 30 años, se creó el Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC siglas en inglés) que en 1990 entregó un informe, basado en al menos 400 estudios, donde alertaba a la sociedad mundial que el aumento de las temperaturas era real y se debía tomar cartas en el asunto. Tres décadas después, su informe corrobora que, en los últimos 50 años, tanto los días y noches frías, además de las escarchas, han sido menos frecuentes sobre la tierra versus al aumento de la frecuencia de días y noches cálidos. Agregue a esto, que recientemente algunos países como Canadá, Suiza, Colombia, Perú y Chile han sufrido una importante reducción en el volumen de sus glaciares. Pero, ¿por qué señalo a los glaciares? Porque ellos son nuestra reserva natural de agua dulce y se están derritiendo, ¿Por qué? Por el aumento de las temperaturas del planeta, y ejemplifica perfectamente lo que fue ya anunciado hace algunos añitos.

La evidencia del aumento de temperaturas fue entregada por investigaciones del pasado, son hechos. La continuidad de este incremento es predecible gracias a estos datos. Como también es posible encontrar la solución y prever qué medidas pueden desacelerar este proceso, que si bien es natural no debiera ser tan rápido como es en la actualidad, esfuerzo que concentra a miles de investigadores.

Nada de Nostradamus ni revelaciones divinas. Como dice una canción por ahí, el futuro llegó hace rato, los datos están, la evidencia está, lo que se predijo se va cumpliendo, la ciencia busca aportar y ayudar, pero es deber de todos concientizar y pararnos a pensar, por ejemplo, quizás a un nivel más local, aquí en Magallanes, que ocurre si no llueve más, que pasa si no hay más nieve, si se derrite lo que ya hay, si no hay más glaciares, si aumenta el nivel del mar, si no hay más peces, si desaparece la Antártica. La invitación está hecha, a meter un poco las narices en temas científicos. En este momento, hay alguien en un laboratorio, leyendo un libro, un artículo, en terreno, recopilando datos, en pro de nuestro planeta y de nosotros. No diga luego, que no se le avisó. @prensaantartica

1 Comentario en Columna de opinión: Ni pitonisas, ni Nostradamus: Científicos

  1. Excelente ☺.
    No digamos a las futuras generaciones que no nos avisaron, que nuestro hogar natural iba directo a desaparecer.

    Me gusta

Muchas gracias por comentar en @PrensaAntártica

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: