Anuncios
NOTICIAS

Aumento de temperatura afecta sobrevivencia de pez antártico

Tras realizar experimentos en el continente blanco, un equipo de investigadores del Centro IDEAL observó efectos negativos del aumento de la temperatura sobre el pez Harpagifer antarcticus. Fotografía Javier Arata.

La información es de Centro IDEAL

Harpagifer antarcticus es el nombre científico de un pez que habita el litoral de la Antártica e islas cercanas y que tiene una alta capacidad de mimetizarse entre las rocas y el sustrato del fondo. Carece de importancia comercial, sin embargo, cumple un rol crucial sobre las comunidades de pequeños crustáceos que existen en el continente blanco.

A raíz de lo anterior, durante la primera campaña antártica del Centro de Investigación Dinámica de Ecosistemas Marinos de Altas Latitudes, los investigadores Jorge Navarro, Luis Vargas y Kurt Paschke junto al asistente de investigación Alejandro Ortiz, estudiaron el efecto que tendría el aumento de la temperatura del agua sobre la respuesta fisiológica de esta especie. Esta investigación ayudará a entender de mejor manera el rol que cumple este pez en la zona intermareal de la Antártica.

“Harpargifer es el depredador de pequeños crustáceos del grupo de los anfípodos que habitan la zona intermareal de la Antártica y, por lo tanto, se encarga de regular la población de estos invertebrados, que son muy abundantes en estas áreas”, explica el Dr. Jorge Navarro.

El equipo planteó la siguiente hipótesis: el aumento de temperatura en la Antártica ante futuros escenarios de cambio global, tendrá un efecto negativo sobre Harpagifer, afectando su respuesta fisiológica. Tras 10 días de realizar experimentos en la Base Escudero, en los que se expuso a la especie a diferentes temperaturas, los científicos observaron como resultados inmediatos, que este pez, que en el continente blanco vive entre 2° y 4° Celsius, al ser expuesto a temperaturas mayores, muestra los primeros signos negativos a 8º C, con mortalidad baja, la que aumenta significativamente a valores de mortalidad sobre el 30% cuando es expuesto a 11° Celsius.

“Luego sometimos a la especie a una temperatura extrema de 14° Celsius, donde pudimos observar una mortalidad por sobre el 93% durante el periodo experimental”, asegura el Dr. Navarro.

El mismo experimento en Magallanes

El equipo de científicos realizará el mismo experimento con el pez Harpagifer bispinis, que habita en la zona sub-antártica y que pertenece al mismo género del Harpagifer antarticus .

“Estos estudios responderán a dos objetivos de nuestra línea de investigación dentro del Centro IDEAL. El primero de ellos está relacionado con la capacidad que pudieran tener estas dos especies cogenéricas de vivir en ambas zonas geográficas (Magallanes y la Antártica), desde el punto de vista de la tolerancia a la temperatura y dependiendo de la conectividad que pudiera existir entre estas dos regiones.

El segundo objetivo al que hace alusión el Dr. Navarro es investigar cómo las dos especies reaccionan ante escenarios futuros de cambio global, entendiendo que se espera que tanto en Magallanes como en la Antártica las temperaturas aumenten durante el presente siglo. @prensaantartica

Anuncios

Muchas gracias por comentar en Prensa Antártica

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: