NOTICIAS

Turismo responsable para la observación de aves y mamíferos marinos en Magallanes


Por Benjamín Cáceres, investigador Centro Regional Fundación CEQUA

Nuestra región, es parte de la Ecorregión de Canales y Fiordos del sur de Chile, que forma uno de los ecosistemas de fiordos y canales más importantes del planeta. Es un lugar de gran riqueza marina en Chile, especialmente en cuanto a la abundancia y riqueza de invertebrados, aves y mamíferos marinos. Además, se encuentran especies endémicas y poco conocidas, como el delfín chileno, el chungungo y el huillín; y presenta un lugar crítico de alimentación para especies de importancia global, como la ballena jorobada en el Área Marina Costera Protegida Francisco Coloane.

La tremenda biodiversidad de esta región del mismo modo permite el sustento de actividades económicas basadas en el uso directo de recursos costeros y marinos, como la pesca artesanal e industrial, así como en su uso indirecto, como el turismo de intereses especiales, aportando de gran manera a la economía de la región.

El interés creciente de turistas nacionales e internacionales por conocer sitios inhóspitos de la Patagonia se ve reflejado en un gran aumento en el flujo de turistas. Las dificultades que presenta la geografía en cuanto a la accesibilidad y la falta de infraestructura en la mayoría de estas áreas, han sido las principales limitantes para el turismo, por esto el acceso marino se ha encaminado a través de un aumento en el número de operadores enfocados en el turismo náutico.

Entre ellos se destacan las embarcaciones de pesca artesanal adaptadas, naves pequeñas y medianas destinadas a excursiones turísticas, expediciones de kayak de travesía y cruceros con capacidad de 250 pasajeros. Así, hoy en día es más factible recorrer las aguas del Estrecho de Magallanes y de los fiordos y canales australes por estos medios, lo cual posibilita el acceso a colonias y paraderos de aves y mamíferos marinos que antes eran inaccesibles.

Desafortunadamente, la época en que se realizan estas visitas se superpone con los períodos críticos de reproducción, alimentación o descanso de las especies que son blancos de la actividad turística y, por lo tanto, se podrían provocar impactos negativos para ellas.

En los últimos años han surgido iniciativas legales para proteger y conservar la fauna marina en Chile de parte de los servicios públicos competentes. Dado el gran interés por aprovechar este recurso para el desarrollo de actividades de turismo de intereses especiales, el año 2011, la Subsecretaría de Pesca constituyó el “Reglamento Asociado a la Observación de Mamíferos, Reptiles y Aves Acuáticas Protegidas y del Registro de Avistamiento de Cetáceos”, en el marco de la Ley General de Pesca y Acuicultura (No. 20.293). Tal normativa fue realizada en forma participativa con los organismos públicos competentes en la materia, además de la sociedad civil interesada. En ella se definen los procedimientos y requisitos generales a que se someterá la observación de especies acuáticas, así como el registro de avistamiento de cetáceos.

El futuro del frágil ecosistema de fiordos y canales de la Región de Magallanes y la Antártica Chilena depende netamente de nuestro compromiso con su conservación y el uso de un manejo apropiado para tal fin. El enfoque de “Turismo Responsable con los Animales” es una herramienta clave para asegurar el correcto resguardo de estos ecosistemas y sus especies, así como la sustentabilidad económica y social de esta actividad que depende de la calidad ambiental de ellos.

A pesar de que existen grandes vacíos de información sobre las distintas especies costeras y marinas de nuestra región, y en particular sobre su interacción con el turismo, se deben tomar medidas precautorias y adoptar lineamientos generales de buenas prácticas ya realizados en otros lugares del mundo, con el objetivo de evitar efectos negativos en los animales que son blanco de la actividad turística. Además, es importante la ejecución de estudios de línea base para evaluar el efecto de los visitantes y mejorar, a través de un manejo adaptativo, las buenas prácticas para las visitas a colonias y apostaderos de aves y mamíferos marinos. Así, se podría minimizar el impacto, maximizar la experiencia y concientización de los visitantes e implementar prácticas de un manejo sustentable.

Como ejemplo palpable de ello, el Centro Regional Fundación CEQUA a través del proyecto Innova CORFO “El Pingüino como especie carismática: herramientas para desarrollar y potenciar una ruta turística en el Estrecho de Magallanes y Tierra del Fuego” busca generar un plan maestro de conservación y manejo sustentable replicable a otras islas australes, tomando como caso piloto la colonia de Pingüinos de Magallanes en isla Contramaestre, como un atractivo turístico en el que se minimice el impacto negativo sobre la fauna y el ecosistema. Como CEQUA, esperamos poder otorgar las herramientas necesarias para lograr un turismo responsable y sostenible y ser un ejemplo para el turismo regional. @prensaantartica

Muchas gracias por comentar en Prensa Antártica

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: