NOTICIAS

Académicos españoles identifican organismos bentónicos en la Antártica para potencial uso farmacológico


La información es de Universidad de Barcelona

Explorar la riqueza de las comunidades de invertebrados que forman parte del bentos marino en los ecosistemas polares de la Antártida es el objetivo de la nueva campaña de investigación del equipo que coordina la profesora Conxita Àvila, de la Facultad de Biología y del Instituto de Investigación de la Biodiversidad de la Universidad de Barcelona (IRBio). Este equipo científico, desplazado a la base antártica Gabriel de Castilla, en la isla Decepción (península antártica), se conectó por videoconferencia con el Aula Magna de la Facultad de Biología de la Universidad de Barcelona para comentar acerca de su trabajo en el continente blanco.

Durante la videoconferencia, el equipo de la UB y el IRBio explicó los detalles de la nueva campaña antártica desarrollada en el marco del proyecto Distantcom, que analiza la ecología química, la filogenia, la taxonomía, la filogeografía y la ecología trófica de los organismos bentónicos en el continente antártico. El proyecto también incluye identificar las moléculas que intervienen en las relaciones entre estos organismos para evaluar su posible uso farmacológico.

Estudiando el bentos marino en los ecosistemas más extremos del planeta

Los ecosistemas polares de la Antártida representan una de las grandes fronteras aún por explorar en el planeta. Desde la base antártica Gabriel de Castilla, instalada en la isla Decepción, en el archipiélago de las Shetland del Sur, el equipo de investigación abordará los nuevos retos que plantea el proyecto Distantcom, que es continuación de los proyectos Ecoquim y Actiquim, liderados por la profesora Conxita Àvila, del Departamento de Biología Evolutiva, Ecología y Ciencias Ambientales.

La nueva campaña austral, iniciada el 15 de enero, se alargará hasta el 20 de marzo. Entre sus objetivos, también se encuentra estudiar el impacto del cambio climático en la ecología del bentos para comprender los efectos globales de la acidificación en los ecosistemas más meridionales del planeta. En el equipo científico, que este año vivirá la novena campaña en latitudes antárticas, colaboran expertos de las facultades de Biología y de Farmacia y Ciencias de la Alimentación de la Universidad de Barcelona, y de la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC).

El proyecto Distantcom ha impulsado el descubrimiento de nuevas especies en los hábitats extremos de la Antártida (por ejemplo, el nudibranquio Doto carinova, el nemertino Antarctonemertes riesgoae, el gusano comehuesos Osedax deceptionensis, el anélido Parougia diapason, etc.). En el ámbito de estudio de la ecología química del bentos marino, el equipo de la UB y el IRBio ha descrito nuevas moléculas de potencial interés en biomedicina.

Muchas gracias por comentar en @PrensaAntártica

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: