Anuncios
NOTICIAS

La lucha sin cuartel por el lecho marino en la Península Antártica


Mario Esquivel Lizondo, asesor jurídico Centro Regional Fundación CEQUA

Durante la última década hemos sido testigos de una carrera geopolítica entre Reino Unido, Argentina y Chile por el reconocimiento ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental (CLPC) dentro del contexto de la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos del Mar (Convemar), de una plataforma extendida  que va más allá de las 200 millas marinas, situación que eventualmente generaría una superposición respecto de los límites del territorio marítimo de Chile en la Península Antártica.

Esta carrera tomó serio dramatismo con fecha 11 de marzo de 2016 cuando la CLPC otorgó a la Argentina su aprobación respecto de su informe, el cual comprendía la extensión de límites de la plataforma continental propuesta por Argentina en el Territorio Antártico que Argentina considera como suyo y no solo eso sino también una pequeña porción del paso Drake, colocando en riesgo los derechos soberanos de Chile en el lecho marino bajo el Mar de Weddell y parte del Paso Drake.

El problema como ampliamente se ha tratado por expertos como Jorge Guzmán, y quien propone “desmontar la presentación Argentina coordenada por coordenada, dato por dato”, es una enorme relevancia estratégica para los intereses permanentes de la nación, y Chile como se ha señalado en otras oportunidades, tiene plazo hasta el año 2019 para completar sus datos gravimétricos, sísmicos, magnetométricos y batimétricos ante la CLPC que funden su pretendida extensión de la plataforma continental extendida en la península Antártica y el Paso Drake.

Así las cosas, Argentina ya ganó reconocimiento de la CLPC sobre el presupuesto fáctico-científico en la alta mar al oriente de la Península Antártica sobre un área de 550.794 kilómetros cuadrados de lecho marino bajo el Mar de Weddell, cuestión que Chile difícilmente podrá disputar en 2019, por otro lado, en el paso Drake, Argentina ganó reconocimiento en la alta mar al sur del Martillo del Sur, en un área de 4.846 kilómetros cuadrados de lecho marino que Chile ya no podría disputar.

Aunque para el suscrito más desolador aún es la actitud de la CLPC en cuanto haber hecho prevalecer los criterios de la Convemar por sobre las claras exclusiones del Sistema del Tratado Antártico (STA) previstas para el actuar de dicha comisión, cuestión que debe ser profundamente analizada en nuestro país y tomar una actitud diplomática agresiva en defensa del sistema del tratado antártico y los principios que la sustentan ante la Convemar.

Por otro lado en el plano geopolítico hay que considerar el hecho que Rusia y China están fundando nuevas bases científicas en Antártica no obedeciendo a un interés netamente científico sino porque avisoran la expiración del STA para el año 2048 lo cual abrirá  a revisión la moratoria sobre la exploración y explotación de recursos naturales vivos y no vivos tanto en el continente como en el Mar y Lecho Marino Adyacente a la Península Antártica, y aquello es más patente con la victoria del aislacionismo nacionalista de Donald Trump que implicará una mayor influencia de China y Rusia en los países de América Latina y por ende en la península Antártica.

Pero dicho lo anterior ¿qué hay en el lecho marino adyacente a la península antártica? ¿Qué es lo que hay en juego? De lo que se advierte de la literatura y de fuentes acreditadas en la red, encontramos por ejemplo que los países desarrollados están buscando en el lecho marino adyacente a la península antártica lo siguiente:

Moléculas de Invertebrados para Aplicación Farmacológicas: El Antarctic Bioprospector, una base de datos del Instituto de la Universidad de las Naciones Unidas de Estudios Avanzados, tiene 185 registros de elementos de investigación y comerciales provenientes de especies antárticas, incluyendo alimentos y bebidas, fármacos y productos cosméticos y aplicaciones para remediación agrícola y ambiental. Estos vienen principalmente del krill, microorganismos, esponjas, musgo, peces e invertebrados en dicho lecho marino.

Biodiversidad Extremófila y estudios aplicable a Exobiología: Los respiraderos hidrotermales, con temperaturas de hasta 383 grados Celsius, crean un ambiente único, carente de luz solar, pero rico en ciertos componentes químicos, que de acuerdo al profesor Alex Rogers (Departamento de Zoología de la Universidad de Oxford) “son el hogar de los animales que no se encuentran en ninguna otra parte del planeta que obtienen su energía no del sol, sino de sustancias químicas tales como sulfuro de hidrógeno.

Rica y Aislada Biodiversidad Bentónica: por corriente marina circumpolar antártica y ambiente térmico estable, en el lecho marino de la península antártica se encuentran especies bentónicas únicas debido al aislamiento que las corrientes marinas han producido en millones de años de evolución.

Fuentes de Energía Geotermal Respiraderos Hidrotermales Submarinos: ubicados en Phoenix Ridge (Paso Drake), Islas Shetland del Sur, que ya son fuente de energía para muchos animales extremófilos. Pueden tener utilidad como fuente de energía para futuras colonias submarinas humanas. Fuente: http://www.marineplan.es/ES/en/google-earth

Nódulos Polimetálicos: existen en el lecho marino antártico adyacente a la península antártica nada menos que 14 yacimientos que se encuentran entre los 3500 a 4000 metros de profundidad en el Paso Drake y Mar de Bellingshausen. Fuente: http://www.marineplan.es/ES/en/google-earth

Reservas de Petróleo Posibles: Se estima que en Antártica existen más de 203 billones de barriles en reservas de petróleo posibles, 50 billones de ellos bajo el lecho marino del mar de Weddell.

Reservas de Gas Probables: Hidrato de Metano en el lecho marino de la Península Antártica conocidos también como hielos de metano, los hidratos de metano se presentan como cristales de hielo con gas metano natural encapsulado en su interior. Se forman por una combinación de bajas temperaturas y alta presión, y se encuentran principalmente en los bordes de las plataformas continentales donde el lecho marino se precipita abruptamente hacia el profundo suelo oceánico, 4 grandes reservas se encuentran en el lecho marino del Mar de Bellinghausen y el Mar de Weddell según la USGS.

Dada la relevancia de este tema en la protección jurídica de los ecosistemas acuáticos antárticos es que Fundación CEQUA solicitó a la Dirección Nacional de Fronteras y Límites del Estado (DIFROL) un pronunciamiento a través de Ley de Transparencia cuya respuesta fue canalizada a las autoridades regionales pertinentes.

Es de esperar que el Estado de Chile a través de Difrol persista con la Armada, Inach e instituciones pertinentes en la correcta y oportuna presentación del Informe Definitivo Indicativo de los Límites Exteriores de la Plataforma Continental Extendida ante la CLPC que incluya los lechos marinos bajo la alta mar del mar Weddell y mar de Bellinghausen más allá de la milla 200 adyacente a Península Antártica, y a su vez sea majadero ante la misma comisión de las claras exclusiones de la comisión ante la vigencia del STA cuestión que someramente hizo con un téngase presente con fecha 28 de mayo de 2016 ante la CLPC . El Lecho Marino de Chile en la Plataforma Antártica clama por nuestra atención. @prensaantartica

Anuncios

Muchas gracias por comentar en Prensa Antártica

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: