Anuncios
NOTICIAS

Fundación Cequa evalúa potencial de sustentabilidad turística de isla Contramaestre


En marzo de este año comenzó a ejecutarse un proyecto de investigación centrado en una numerosa colonia de pingüinos que cada temporada llega a la isla Contramaestre, ubicada frente a las costas de Tierra del Fuego y en las cercanías de Porvenir.

El estudio liderado por el Centro Regional Fundación Cequa está a cargo del investigador Carlos Olave y se titula “El pingüino como especie carismática: herramientas para desarrollar y potenciar una ruta turística en el Estrecho de Magallanes y Tierra del Fuego”.

Dado el potencial del proyecto que une ciencia, turismo y desarrollo sustentable es que esta iniciativa permitió enlazar los esfuerzos de varias instituciones. Al financiamiento obtenido por concurso público de Corfo Innova, se sumó la participación del Servicio Nacional de Turismo (Sernatur), la Municipalidad de Porvenir, la Cámara de Turismo Austro Chile y la Corporación Nacional Forestal (Conaf).

Ubicada a unos 5 kilómetros de las costas de Tierra del Fuego, la isla Contramaestre tiene unas 97 hectáreas de extensión y alberga a una colonia de pingüino magallánico (Spheniscus magellanicus) que, según estimaciones, podría llegar a las 25 mil parejas durante la temporada. Hay además una variedad de especies como cormoranes imperiales, cormoranes de las rocas, caiquenes y canquenes, gaviotas australes, gaviotas dominicanas, skúas, pilpilenes negros y petreles gigantes, por nombrar algunos.

El proyecto aspira a entregar la información relevante sobre la isla, considerando la importancia ambiental y ecológica que tiene para las especies que habitan en ella -ya sea continua o temporalmente- y plantearla como un bien de uso sostenible, a través de un posicionamiento amigable y no invasivo con el medioambiente. De ahí, la colaboración del turismo de intereses especiales en el desarrollo de un nuevo destino y producto turístico integrado.

Análisis preliminares

Según explica el ingeniero Carlos Olave, en el mes de septiembre encabezó un viaje a la isla con el objetivo de instalar equipamiento para realizar el seguimiento a las especies que se encuentran en el lugar, pero particularmente a la colonia de pingüinos. El equipo de trabajo estuvo integrado por el ingeniero Manuel Sánchez y el biólogo Sebastián Ruiz, profesionales de apoyo a la investigación del Centro Regional Fundación Cequa. En esa travesía apreciaron que en la isla había más de mil pingüinos.

A mediados de octubre pasado, realizaron un nuevo viaje a la isla. Esta vez el énfasis estuvo en dar forma al censo de pingüinos en la isla Contramaestre. Al equipo de trabajo se sumó la médico veterinaria especialista en pingüinos Claudia Godoy, quien además se desempeña en el Parque Pingüino Rey, en Tierra del Fuego.

Instalaron pequeñas estacas de madera en transectas para dejar marcados los puntos en que se hará el seguimiento. Además se habilitaron cuadrantes para contabilizar la cantidad de pingüinos que hay en los alrededores. El seguimiento será continuo y se extenderá durante toda la temporada, es decir, hasta abril o mayo de 2017.
Estas acciones se complementan con material fotográfico que se toma de la especie, además de la vigilancia de nidos y de especies exóticas o invasoras (como conejos) que podrían afectar el desarrollo normal de la colonia de pingüinos.

Asimismo se están coordinando los grupos de trabajo que irán a terreno y que corresponden a profesionales de distintas especialidades que aportarán desarrollo de la investigación.
“El proyecto comenzó a ejecutarse en marzo de este año y su ejecución es de 24 meses. En ese tiempo esperamos cumplir con la planificación de trabajo y dar forma a un proyecto que cumpla con las expectativas generadas”, señala Olave.

Fauna v/s presencia humana

La médico veterinaria Claudia Godoy tiene amplia experiencia en el estudio de los pingüinos. Desde esa perspectiva, comenta que hay varios aspectos a considerar en el proyecto que se está ejecutando en la isla Contramaestre. Señala que se trata de un lugar frágil en el que las especies presentes no han tenido contacto con el humano. Y, en esa cadena, los más frágiles son los cormoranes.

“La fauna no está acostumbrada a la presencia humana”, advierte, en principio.
Sobre aspectos concretos que apreció en su reciente visita a la isla, menciona que vio más conejos que en oportunidades anteriores. También percibió una cantidad menor de skúas y encontró que los pingüinos se expandieron a áreas que antes no habían sido utilizadas por ellos.

La especialista recalca la importancia del estudio que se está realizando, ya que hay que evaluar con propiedad los distintos factores involucrados en el desarrollo de la vida en la isla.

Plan maestro de conservación

El objetivo general del estudio es generar un plan maestro de conservación de la colonia de pingüinos y el manejo sustentable de la isla Contramaestre. Esto, como un atractivo turístico en el que se minimice el impacto negativo sobre la fauna y el ecosistema de la isla vinculada a una ruta turística basada en esta especie emblemática de la región.

Esta iniciativa se enmarca en el Plan de Desarrollo de Zonas Extremas que, entre otras consideraciones, apunta a “integrar dentro de nuestros límites a un conjunto de localidades con potencialidades productivas, culturales y turísticas”. Se vincula además con la Estrategia de Desarrollo Regional, como acción para posicionar y potenciar el turismo de intereses especiales a la oferta regional, con la diversificación de productos turísticos regionales y de instancias que permitan la articulación público-privada en torno al desarrollo del turismo regional.

La directora ejecutiva del Centro Regional Fundación Cequa, doctora Paola Acuña, manifestó que ante cualquier iniciativa de interés productivo en la isla Contramaestre es fundamental evaluar la dinámica de vida y el ecosistema trófico de las diferentes especies que en ella habitan o se relacionan.

En ese sentido apuntó que “este proyecto nos permitirá avanzar en la tarea adquirida por el centro de investigación regional, de evaluar el potencial de sustentabilidad de la isla ante la actividad turística, que, de ser favorable, es de nuestro interés proponer un plan de manejo fundamentado en las características biológicas de la flora y fauna insular de tal forma de velar por su conservación”. La idea es, recalcó, generar una instancia que contribuya al desarrollo social y económico de la comuna de Porvenir y la provincia de Tierra del Fuego.

Anuncios

Muchas gracias por comentar en Prensa Antártica

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: