NOTICIAS

La entretenida historia de la familia que sumó un nuevo integrante durante su paso por la Antártica


Llegaron 5 y volverán 6, eso debido a que el más pequeño de la familia Burgos – Olave fue la sorpresa que el continente blanco les tenía preparada durante su estadía en el continente blanco.

Cristóbal de tan sólo 8 meses de edad, es hoy en día, el habitante más pequeño en la Antártica Chilena. Su llegada sorpresiva, cambió los planes de esta familia, que se tuvo que dividir durante los últimos meses del embarazo de Angélica Olave, esposa de un funcionario de la Fuerza Aérea destinado en el frío y blanco territorio.

Para el matrimonio compuesto por Harold Burgos y Angélica Olave, el regreso al continente durante las próximas horas, ya no será igual a cuando viajaron por primera vez a la Antártica en 2014. Hoy las cosas son muy distintas, porque a sus hijos Ignacio (6) y Sofía (3), hace ocho meses se sumó Gustavo, el pequeño habitante antártico que llegó para recordarles su vida en el extremo polar.

Para conocer un poco más sobre la vida de este particular matrimonio, Prensa Antártica conversó con la flamante madre. “La destinación de mí esposo como oficial de la Fuerza Aérea fue de dos años, de octubre de 2014 hasta ahora. En estos días corresponde nuestra salida”, comenta Angélica quien en octubre de 2015 debió dejar su hogar en Villa Las Estrellas a la espera del nacimiento de su hijo y recién luego del alta médica pudo regresar.

“Mi esposo se quedó acá a la espera de conocer a su hijo y gracias a Dios todo salió bien y pudimos reingresar a vivir, siendo la familia más numerosa que habita la Antártica chilena!!!” agrega  la madre del pequeño Cristóbal.

“Nuestra estadía aquí ha sido muy linda, por nosotros, no nos fuéramos, pero estas destinaciones son con tiempo determinado, así que ahora ya estamos resignados que esto debe de finalizar. Me llevo una maravillosa experiencia de regreso al continente con nuestros pequeños y a nuestros trabajos correspondientes”, relata Ángélica, oriunda de Chillán, ciudad donde nació Cristobal aunque también califica como un verdadero “pingüino”. “Es un chico antártico, made in Antártica”, afirma en tono de humor la esposa de Burgos.

“Yo tuve que dejar de trabajar por esta destinación de mi esposo, pero fue una opción de nosotros. Él postuló para venir y gracias a Dios quedo seleccionado, yo era directora de un jardín VTF, vía transferencia de fondo de la JUNJI al DEM de Puerto Montt. Anterior a esta destinación nosotros vivimos 8 años en Puerto Montt y allá tuvimos nuestros tres pequeños mayores”, cuenta Angélica a Prensa Antártica.

Un nuevo cambio familiar

El oficial de la Fuerza Aérea, al regresar cambiará una vez más, el destino de esta familia, Olave señala “ahora la nueva destinación de mi esposo es Santiago” y agrega que “se nos viene un gran cambio, tendré que empezar a adaptarme a la capital y dentro de eso, a buscar un nuevo trabajo”.

Los cambios son la rutina a estas alturas de la familia Burgos – Olave. “Sí , pero uno sabe que la vida de los militares es así cuando se casa, así que ser positiva es la regla número uno del éxito”.

¿Cómo es la Antártica?

Consultada finalmente sobre cómo podría describir el continente helado, Angélica dice que “es un lugar con una naturaleza maravillosa, rodeados de fauna en su ambiente propio, donde las visitas somos los humanos. El paisaje cambia todo el año y en esta latitud tenemos nieve que en invierno alcanza hasta los techos de las casas y en verano deshiela toda y deja a la vista un terreno agreste casi sin presencia de flora. Puedes ver cómo las aves y animales vienen y van de acuerdo a la época del año. El viento alcanza casi los 100 km por hora a veces y en oportunidades las condiciones meteorológicas hacen necesario mantenerse por días en casa”.

Y agrega que “debes preocuparte por abastecer de agua tu casa y rellenar un estanque dos o tres veces a la semana; en oportunidades solo una vez a la semana pues las temperaturas bajas no permiten enviar agua a las casas. Hay ocasiones de compartir con las personas de las bases cercanas y conocer sus culturas, lo que resulta muy significativo para adultos y niños. En general, la vida es dura y cada uno depende mucho del otro y es necesario apoyarse y ayudarse mucho, toda la base se transforma en tu familia”.

A la joven familia les falta muy poco para cambiar la nieve por el cemento; la fecha señalada es “por el momento este jueves, pero depende de las condiciones climáticas”, como siempre. @prensaantartica

1 Trackback / Pingback

  1. Las 31 noticias antárticas más vistas que marcaron el 2016 y que no puedes dejar de ver – Prensa Antártica

Muchas gracias por comentar en @PrensaAntártica

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: