NOTICIAS

Joven bisnieto del Piloto Pardo escribe emotiva carta al héroe antártico


Nicolás Pinto Pardo, bisnieto del piloto chileno Luis Pardo Villalón, marino chileno que encabezó el rescate de la tripulación de Ernest Shackleton, que se encontraba atrapada en la Antártica, tras el hundimiento del Endurance, buque de la Expedición Imperial Trans-Antártica.

Tras tres intentos fallidos, Pardo logró, lo que otros no, al llegar a Punta Arenas con toda la tripulación sana y salva, en uno de los rescates históricos más impresionantes de la historia en el continente blanco.

Este año se cumplieron 100 años del heroico acontecimiento y en este contexto es que Nicolás, un cirujano dentista de 32 años y bisnieto de Pardo, decidió escribir una carta llena de cariño y admiración a su bisabuelo, la que publicamos en forma inédita en Prensa Antártica.

Querido Bisabuelo Luis

Qué extraño resulta escribirte una carta si nunca te conocí en persona. Al pensar qué te diría en un comienzo me resultó sumamente difícil, pues ¿qué le puede preguntar un simple ciudadano a una persona tan importante, y que accidentalmente resultó ser familiar tuyo? Mientras más pensaba, más complicada encontraba la tarea, hasta que la iluminación del día me mostró un ejemplo cotidiano, que conozco desde que tengo uso de razón. Recordé cuando a los 5 años mi madre, tu nieta, me ayudaba a realizar una tarea para el colegio. Ésta consistía en realizar un árbol genealógico de mi familia. Es entonces cuando por primera vez escuché que mi bisabuelo había sido un héroe. Yo pensaba ¿con capa? ¿Volaba? Y mi madre entre risas me decía que no, este héroe era de carne y hueso. No tenía super poderes pero si una enorme convicción de que su deber era salvar a una expedición y engrandecer el nombre de Chile.

Siempre me mencionó que la historia era muy poco conocida, y así fue, pues cuando presenté mi trabajo nadie en mi curso tenía idea de lo que hablaba, creo que ni si quiera la profesora.

No fue muy importante el resultado del trabajo, pero si creo que su enseñanza. Uno no hace las buenas acciones para el reconocimiento general, sino que por un gran amor al prójimo, y un verdadero sentido de caridad hacia la sociedad.

¿Cuántas veces uno resalta sus acciones para buscar la gloria? ¿De qué manera se hace presente nuestra humildad en el diario vivir? Creo que son en esas preguntas en las que siento que he conocido a mi bisabuelo toda la vida, pues son enseñanzas que tú le inculcaste a tus hijos, en especial a mi abuelo Roberto, el que me enseñó desde niño que la belleza de las buenas acciones está en el anonimato, la verdadera recompensa del actuar está en la sonrisa del beneficiado. Más adelante, tu hija Maria Soledad, mi madre, realzó dichos conceptos diariamente, con el calor de su amor inconmensurable por su familia, de mi padre, hermana y mío. Su ejemplo de sencillez no podía ser una característica peculiar, sino que era una virtud innata que la genética románticamente se había encargado de regalar. Es entonces cuando veo con los ojos del corazón que te conozco muy bien, quizás no en persona, pero si con algo más importante; un recuerdo latente de humanidad.

Cuando escucho la hazaña del piloto Pardo no puedo dejar de sentir orgullo, pero recalcando que tu actuar es tuyo, y yo soy solo un afortunado de ser accidentalmente parte de tu familia.

El regalo más grande que quizás puedo hacerte es esta carta, en donde quiero manifestarte que tu hidalga obra no solo marcó a una tripulación en particular, no solo trajo un reconocimiento para tu país en una fecha determinada, sino que más importante aún, trajo inspiración para niños en colegios que llevan tu nombre; trajo valores para personas que pertenecen a tu misma institución; puso de manifiesto que una persona sencilla, pero llena de convicción sí puede generar cambio en la sociedad; dejó patente que el buen actuar siempre va a ser un elemento de amor con el que se pueden modificar vidas y pensamientos, pero sin lugar a dudas lo que más me gusta de todo, es que en el silencio del anonimato, en la humildad del poco renombre, tu actuar buscó noblemente el contribuir con un granito de arena, sin si quiera saber que dicho acto ha inspirado un sinfín de virtudes que nuestra sociedad poco a poco va conociendo. Espero si, que dicho anonimato nunca se pierda, porque le da un toque romántico y puro a una loca pero hermosa historia, que te perteneció solo a ti, y yo accidentalmente conozco.

Un gran abrazo piloto Pardo, pues cuando pienso que en vida no lo pude hacer, recuerdo que ese abrazo se lo di a mi abuelo antes de fallecer y se lo doy diariamente a mi mamá, con tal amor, que es como si te lo estuviese dando a ti en vida. 

Nicolás Andrés Pinto Pardo

 

 

 

1 Comentario en Joven bisnieto del Piloto Pardo escribe emotiva carta al héroe antártico

  1. Arnaldo Nannucci Pardo // 2 noviembre, 2016 en 22:16 // Responder

    Este es un vivo ejemplo de que el piloto Pardo vive diariamente en su familia orgulloso de su hazaña y especialmente de su humildad, sabemos del desconocimiento de su proeza en Chile, pero estamos después de 100 años tratando de enseñar a las nuevas generaciones los valores que Nicolas menciona y de los cuales tratamos de transmitir a nuestros hijos y nietos como Marisol su madre , Ximena y María Cecilia mis queridas primas

    Le gusta a 1 persona

1 Trackback / Pingback

  1. Las 31 noticias antárticas más vistas que marcaron el 2016 y que no puedes dejar de ver – Prensa Antártica

Muchas gracias por comentar en Prensa Antártica

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: