NOTICIAS

La protección medioambiental en la Antártica a 25 años del Protocolo de Madrid


Este 4 de octubre se cumplen 25 años del Protocolo del Tratado Antártico sobre Protección del Medioambiente, también conocido como Protocolo de Madrid, a un cuarto de siglo de esta firma, el mundo celebra la la protección del medio ambiente en el continente Antártico.

El Protocolo del Tratado Antártico sobre Protección del Medio Ambiente, también conocido como Protocolo Ambiental del Tratado Antártico, o Protocolo de Madrid, es un protocolo complementario del Tratado Antártico, por lo que forma parte del Sistema del Tratado Antártico, el cual procura una amplia protección del medio ambiente de la Antártica, y de los ecosistemas dependientes o asociados.

Tras cumplirse la condición para su entrada en vigor que fue ser ratificado por todos los miembros consultivos del Tratado Antártico, el protocolo fue concluido en Madrid y abierto a la firma de los países miembros del Tratado Antártico el 4 de octubre de 1991.

Prohibición de la explotación de minerales

El Dr. José Retamales, director nacional del Instituto Antártico Chileno (INACH) señala que el protocolo, “muestra la preocupación de los países del Tratado Antártico por el medioambiente. Esta, a su vez, surge de una discusión de los años ochenta sobre la explotación de los minerales en ese continente”.

El mundo ya había puesto sus ojos en el medioambiente luego del primer reporte del adelgazamiento primaveral de la capa de ozono sobre la Antártica en 1985 y la firma consecuente del Protocolo de Montreal el año 1987.

Preocupación mundial

Retamales señala que “desde ahí en adelante, en estos 25 años, lo que en sus comienzos era una preocupación de pocos países, hoy en día es una preocupación mundial. La capa de ozono – y ahora el cambio climático- son elementos que nos están diciendo que buena parte del daño ambiental, si no todo, es de origen antropogénico; por lo tanto, somos los seres humanos quienes debemos preocuparnos de esto”.

De igual forma, el director del INACH comentó además que “se ha ido avanzando en el sentimiento de las personas, que finalmente se refleja en las políticas que los diferentes organismos internacionales adoptan, como son los acuerdos de Montreal o Kioto, y el Tratado Antártico es una más de esas instancias. Chile claramente no está ausente de esto, ya que los temas ambientales en nuestro país, como la protección de los glaciares o lo que fue el proyecto del río Baker, son hoy por hoy, temas emblemáticos que terminan por mover a todo un país”, agregó Retamales.

Las dificultades para avanzar

“El Comité de Protección Medioambiental del Tratado Antártico se reúne todos los años y recomienda medidas al Tratado. Han aparecido aspectos nuevos en las discusiones de estos años como lo es la introducción de especies no nativas; esto se transforma en una alerta para todos, que nos dice ‘cuidado con esto’. Sin embargo, los costos de los países para implementar estas medidas efectivas pueden ser muy elevados, lo que no lo hace fácil”.

“Una de los elementos emergentes desde hace unos cuatro años son las áreas marinas protegidas. Ya no solamente basta con tener áreas especialmente administradas y especialmente protegidas, con extensiones menores y principalmente terrestres como las que existen, sino que las áreas marinas protegidas que hoy en día se plantean son mucho mayores con todas las oposiciones que esto puede conllevar”, agregó el directivo.

Los avances en temas medioambientales nunca son fáciles, ya sea porque atañen algún aspecto económico en actividades como la pesca, o porque se deben invertir sumas de dinero que no siempre están disponibles. La isla Rey Jorge, por ejemplo, es un lugar que ha tenido actividades durante cincuenta años, de parte de varios países y de la actividad de turismo; por ello deben evaluarse bien las medidas que se estime necesario implementar. En otro ejemplo, cuando se firmó el Tratado Antártico a comienzos de los sesenta no se consideró necesario implementar plantas de tratamientos de aguas servidas en las bases antárticas. Hoy los avances tecnológicos lo permitirían pero hay diferentes diseños y las localizaciones de las bases son tan diferentes que debe evaluarse cada caso”, concluyó el director nacional del Instituto Antártico Chileno.

Las redes sociales,  así como las diferentes instituciones relacionas con la Antártica, hicieron referencia a la conmemoración de esta fecha y sobre todo, del compromiso del mundo con el medioambiente en el continente blanco. @prensaantartica

Muchas gracias por comentar en @PrensaAntártica

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: