Anuncios
NOTICIAS

Investigadores españoles patentan protector de piel en base a productos antárticos


El Grupo de Investigación Consolidado de Fisicoquímica y Estructura Vesicular de Lípidos y Biopolímeros Bacterianos de la Universidad de Barcelona fue el encargado de llevar adelante el estudio. El grupo de investigación, liderado por la Dra. Elena Mercadé, dispone actualmente de la patente de este nuevo biopolímero marino, que está gestionada por la Fundación Bosch. Créditos UB.

La firma, en 1961, del Tratado Antártico se convirtió en un punto de inflexión para el mundo científico, que pasó a considerar el continente como un inmenso laboratorio de interés internacional. Josefina Castellví, doctora en Ciencias Biológicas por la Universidad de Barcelona, fue la primera mujer española que participó en una expedición a la Antártica. Desde las islas Shetland del Sur, la Dra. Castellví suministró muestras al laboratorio del biólogo y catedrático de la Universidad de Barcelona Dr. Jesús Guinea, quien se encargó, junto con su grupo de investigación, de aislar y caracterizar los microorganismos.

Desde entonces han transcurrido más de treinta años, pero a partir de la herencia recibida el grupo de investigación consolidado de Fisicoquímica y Estructura Vesicular de Lípidos y Biopolímeros Bacterianos de la Facultad de Farmacia ha creado un activo interesante para el ámbito de la cosmética.

Se trata de un biopolímero marino con propiedades protectoras para la piel ante condiciones extremas como la polución, los cambios de temperatura, la práctica deportiva o la pérdida de nutrientes y de elasticidad causada por el envejecimiento.

El activo, que tiene una actividad emulsionante totalmente natural, proviene de la isla Decepción, una isla volcánica situada en las islas Shetland del Sur donde los microorganismos se han adaptado a vivir en condiciones extremas, ya que la temperatura del agua puede variar desde los -10 C° hasta los 80 C°. El grupo de investigación, liderado por la Dra. Elena Mercadé, dispone actualmente de la patente de este nuevo biopolímero marino, que es gestionada por la FBG.

Si la financiación y los efectos del cambio climático lo permiten, la Antártica seguirá siendo la fuente de muchos nuevos organismos con aplicaciones aún por descubrir. Las condiciones son perfectas, por el aislamiento de nuevas especies de microorganismos con capacidad para sobrevivir en un entorno hostil y que presentan, por tanto, propiedades singulares y potenciales aplicaciones biotecnológicas, como el activo cosmético creado por el grupo de investigación dirigido por la Dra. Mercadé. @prensaantartica

+ INFORMACIÓN SOBRE LA PATENTE

Anuncios

Muchas gracias por comentar en @PrensaAntártica

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: