Anuncios
NOTICIAS

Nicolás Harambour: Imaginando la Antártica


“Hasta que no logre ir, seguiré imaginando y soñando, y trataré de canalizar con sobriedad los fantásticos relatos de quienes sí la han conocido”, dice Nicolás Harambour, imaginando el territorio helado.

Por Nicolás Harambour
Sociólogo

Hace casi un año escribí una columna con el peculiar título “No sé si fui o no a la Antártica”. Y la verdad es que nunca fui.

Por mi trabajo, ya más de una oportunidad se ha levantado y estimo que volverá a ocurrir, pero cosas de agenda, fiestas de fin de año, fechas de vuelo y el particular clima de estas latitudes me lo han impedido hasta ahora.

No obstante, nada de ello me ha impedido soñar e imaginar, como lo hacemos muchos, y más concretamente, dedicarle cientos de líneas al “Continente Blanco”. Sencillamente, así como nos ocurre con la mayor parte de los temas y sucesos que escapan a nuestras posibilidades inmediatas, uno practica la empatía, colándose a través del diálogo curioso en el punto de vista de terceros que sí han puesto sus abrigados pies sobre la extensa nieve.

Rafael Cheuquelaf, mitad del dúo electrónico LLUVIA ÁCIDA, me habló de Antártica en una conversación que tuvimos, paradójicamente, para brindarle a la banda la posibilidad de dar su segundo concierto en tierras antárticas. Ellos ya han ido un pequeño puñado de veces, por cielo y mar, y la dedicación que han colmando en sus obras enfocadas a este misterioso continente me han contagiado de entusiasmo, y han alimentado mis sueños.

Rafael, en particular, rescató en un artículo una simpática y esperanzadora anécdota antártica de los tiempos de la Guerra Fría que ha inspirado muchas de mis reflexiones en torno a la ética humana en sitios difíciles.

Imagino así a la Antártica, no solo en sus formas extraterrestres, sino también como superlativo escenario para experimentar la realidad humana. Sigo sosteniendo, para resumir un poco mi opinión, que el frío inclemente nos vuelve sino más cálidos, al menos más terrenales y humanos.

Tan frágil como imponente

Hace unos meses con Alejo Contreras, explorador antártico cuyo currículum es tan legendario como inabarcable en este espacio, inventamos una buena reunión de pega en Santiago. Entre charlas en torno a elementos a tener en cuenta para el desarrollo de futuras temporadas, hablamos de motos y de Antártica, dos temas que hoy por hoy nos vinculan.

Escarbé en su cerebro, como dicen los gringos, detalles, anécdotas, descripciones subjetivas de un hombre que podría sumar más de 10 años de permanencia en el Continente Blanco. Un cálido e introspectivo individuo que ha llegado caminando hasta el Polo Sur, definitivamente tiene mucho para contar.

A través de sus palabras, y las de compañeros suyos con los que he podido conversar, comprendo que la belleza de Antártica es tan frágil como imponente. Que es un santuario que felizmente nos queda lejos, para mantener a raya el potencial descuido de casuales visitantes –¡realmente hay que querer ir a este lugar!-, y que la vida es dura al otro lado del Mar de Drake. Una anécdota que me gusta compartir es cómo cuando Metallica fue a dar su concierto, fueron recibidos por Alejo y debieron escuchar la misma charla que recibe todo visitante en este prístino lugar. Más allá de famas y diferencias de la vida cotidiana: una muestra de que el Continente Blanco nos vuelve más humanos.

Así podría seguir, enumerando miradas, puntos de vista. Entrando en el emocionante relato del piloto Luis Utman, de cuando volaron con Sergio Cortés por primera vez a la Antártica a bordo del Twin Otter que hoy en día conecta Punta Arenas y Puerto Williams. O en las imágenes de glaciares, pingüinos, cormoranes y lobos de mar que me envían mis colegas. En un paisaje que parece la luna, cuando desde helicóptero filmaron un sobrevuelo a la isla Pedro I…

Pero hasta que no logre ir, seguiré imaginando y soñando, y trataré de canalizar con sobriedad los fantásticos relatos de quienes sí la han conocido. @prensaantartica

Anuncios

1 Comentario en Nicolás Harambour: Imaginando la Antártica

  1. Reblogueó esto en Un calcetín de lanay comentado:
    Comparto nota a propósito del Día Nacional de la Antártica Chilena, publicada hoy en Prensa Antártica =)

    Me gusta

Muchas gracias por comentar en @PrensaAntártica

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: