Anuncios
NOTICIAS

Presentan publicación sobre la emblemática “Casa Stirling” y las misiones anglicanas en Tierra del Fuego


portada pabellón contenido

La obra “La Casa Stirling: Misiones anglicanas entre los yaganes de Tierra del Fuego”, aparece como un complemento indispensable frente a otras que la antecedieron, como las dejadas por Martín Gusinde, Alberto de Agostini, Benjamín Subercaseaux o Francisco Coloane, entre otras. Foto Museo Antropológico Martín Gusinde de Puerto Williams.

En el marco de la entrega de la primera etapa de restauración del Palacio Braun Menéndez (sede del Museo Regional de Magallanes, en Punta Arenas), se presentó el libro editado por la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos “La Casa Stirling: Misiones anglicanas entre los yaganes de Tierra del Fuego”.

Con textos de Alberto Serrano Fillol, la coordinación editorial de Francisca Valdés (Subdirección Nacional de Museos) y la investigación del propio Serrano, Luna Marticorena y Paola Grendi, esta publicación de 170 páginas, recopila en 11 capítulos la historia de la casa más antigua del archipiélago fueguino, construida en Inglaterra y posteriormente emplazada en el extremo sur de Tierra del Fuego, para el establecimiento de misioneros anglicanos ingleses en la bahía de Ushuaia, capital de Tierra del Fuego Argentina.

Obra pionera

Tomando en consideración los factores extremos del difícil clima de la zona, la Casa Stirling fue erigida en Ushuaia en 1871, pero ello ocurrió fruto de un prolongado esfuerzo misionero sujeto a innumerables vaivenes que se prolongaron por casi medio siglo.

De este modo la obra “La Casa Stirling”, impresa por LOM editores, da cuenta de la presencia de los primeros hombres blancos que se radicaron en Tierra del Fuego, es decir, los misioneros ingleses y anglicanos de la South American Missionary Society y la historia de esa epopeya, está documentada gracias a las cartas que los misioneros enviaban con frecuencia a su sede en Londres y a los grabados, pinturas y fotografías que se han encontrado en el curso de los años.

Sin embargo, no fue hasta el IV Congreso de Historia de Magallanes (Punta Arenas 1998), cuando por primera vez se presentó una comunicación formal por parte del investigador y explorador Denis Chevallay, dando cuenta del hallazgo de la Casa Stirling y permitiendo, posteriormente, su postulación como Monumento Histórico, declaratoria que recibió en 2003.

Para entonces, el Museo Antropológico Martin Gusinde, donde finalmente quedó emplazada la Casa Stirling, marcaría sus propios hitos iniciando una senda de proyectos de inversión pública únicos en su tipo en la región.

En 2004, el edificio patrimonial fue trasladado por vía marítima desde bahía Douglas hasta Puerto Williams, en la que sería su última travesía. Todo ello, en el marco del proyecto “Rescate, traslado y restauración de la Casa Stirling: el patrimonio arquitectónico más antiguo de Tierra del Fuego”.

Posteriormente, con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, se comenzó con un proyecto integral de recuperación patrimonial de la Casa Stirling para permitir su habilitación museográfica, la construcción de una estructura o pabellón que cobijara el montaje de una exhibición permanente, la inclusión de aspectos paisajísticos y su protección como Monumento Nacional.

La instalación de una misión en el corazón del territorio yagán no sólo marca la intensificación del proceso evangelizador, sino que también acelera el contacto con la cultura blanca occidental, más aún cuando la misión de Ushuaia comienza a aparecer en las cartas de navegación europeas como un refugio para los náufragos y la navegación en los terribles mares australes. Este contacto intercultural trajo consigo, rápidamente, lamentables consecuencias. Una de ellas, tal vez la principal, fue la transmisión de fatales epidemias y enfermedades que azotaron a la población indígena en su totalidad y no tan sólo a los yaganes que se vincularon con la misión (pp.90).

La obra “La Casa Stirling: Misiones anglicanas entre los yaganes de Tierra del Fuego”, aparece como un complemento indispensable frente a otras que la antecedieron, como las dejadas por Martín Gusinde, Alberto de Agostini, Benjamín Subercaseaux o Francisco Coloane, entre otras.

El libro bilingüe (español-inglés), impreso con el aporte de la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo de Chile, será distribuido a las más importantes bibliotecas públicas del país. Otro porcentaje de la tirada será destinado a Puerto Williams. @prensaantartica

+ Info: Museo Antropológico Martín Gusinde

Anuncios

Muchas gracias por comentar en @PrensaAntártica

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: